Una nueva estafa se conoció en los últimos días. En este caso, una mujer en el  quedó en la ruina, economicamente, luego de pagar una fortuna por una ampliación de su casa, que nunca llegó a concretarse. Incluso luego de una inspección le informaron que ya no podía seguir viviendo allí, dado que la estructura estaba a punto de caerse. 

“Les di todo mi dinero y dejaron la casa al borde del derrumbe”, aseguró la protagonista de este suceso, Vicki Mileham (52). Esta enfermera británica ahorró por varios años y se decidió a remodelar su casa. Ella quería agrandar el hogar dado que sus gemelas habían cumplido 15 años y aún seguían compartiendo una habitación. Es por eso, que a finales de 2019 optó porque cada una tenga su espacio y contrato a Diamond Standard Renovations, la empresa de los supuestos  albañiles Kyle Muir y Reece Lloyd.

“Las niñas ya eran adolescentes y aún compartían una habitación. El único ambiente libre de nuestra casa era un armario de escobas. Con la extensión les daría un dormitorio a cada una y un espacio adicional en la planta baja para cuando vinieran amigos. afirmó la madre en una nota con el medio The Sun.

Te puede interesar:  Viruela del mono: qué es y cómo se contagia

La mujer no sabía que luego ese contrato comenzaría un calvario que culminaría con ella en la bancarrota. Recién se percató de la estafa en la que había quedado envuelta a los seis meses. Sin embargo, ya era demasiado tarde porque había gastado 110 mil dólares y estaba endeudada hasta el límite de sus posibilidades.

“¿Y cuándo vas a venir? Dejaste todo por la mitad, no se puede vivir acá y yo te pagué una fortuna. Te di todos mis ahorros, estoy quebrada”, fue uno de los tantos mensajes de voz que le envió la enfermera de 52 años al responsable de la constructora, que acabó siendo sólo una fachada. 

Todo el dinero que les había pagado a los  albañiles para realizar una importante obra de ampliación de su casa, sólo sirvieron para unas cuantas pilas de ladrillos. Su saldo, en marzo del 2020 eran dos hipotecas de su propiedad, tope de deuda de las tarjetas de crédito y algunos préstamos bancarios que había sacado para pagar los materiales.

Te puede interesar:  Bolsonaro acordó con Musk dar internet a escuelas rurales y monitorear la Amazonía

Tras firmar el convenio, los estafadores cotizaron la ampliación de la casa en 43 mil dólares y le dijeron que la del segundo piso de la casa, que además incluía una cocina y un baño nuevos, tomaría alrededor de tres meses. Pero luego de unas semanas aparecieron los problemas. Uno de los  albañiles abandonó la obra y el otro no se presentó más a trabajar.

No obstante, todo fue en vano. Estos ” albañiles”, lo poco que hicieron en la vivienda tenía demasiados errores. Posteriormente unos inspectores de edificios recorrieron el inmueble y le explicaron a la madre que la única opción que tenía era “derribar todo”. 

Te puede interesar:  Viruela del mono: qué es y cómo se contagia

La trabajadora de la salud no tenía los medios para superar esta situación. Hasta que recibió la colaboración de sus , que la ayudaron a demoler la vivienda y a recaudar plata para tratar de reconstruir la casa. Pero Vicki había quedado devastada económicamente y se vio obligada a vender muchas de sus posesiones personales para pagar las deudas.

Finalmente, la mujer se enteró que ambos albañiles inexpertos, sólo tenían experiencia en el mundo criminal. Muir, de 26 años, tenía 67 condenas anteriores. Un mes después del envío de aquellos mensajes violentos, el estafador fue declarado culpable y recibió una condena de un año de prisión, aunque fue liberado a mitad del 2021. El sujeto creó una nueva empresa constructora, llamada The Cladding and Roofing Company y estafó a cinco clientes más./Crónica

Qué te pareció esta nota?
Me Gusta
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enfada

Síguenos en Google News

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí