Lo que se suponía que iba a ser uno de los días más importantes de su vida, terminó siendo un terrible escándalo: la policía se la llevó de su propio .

A raíz de que la novia, junto con la responsable del catering, introdujo marihuana en la comida de la boda, los invitados comenzaron a llamar al 911, para indicarles que muchos de ellos se sentían mal, e incluso, algunos sospecharon que estaban siendo drogados.

Al evento habían asistido entre 30 y 40 invitados, y una gran mayoría de ellos comenzó a asustarse al sentir que sus corazones habían empezado a acelerarse de manera repentina, y sin ninguna razón.

Por otro lado, también hubo quienes tuvieron náuseas y múltiples mareos, y tampoco entendían de dónde provenían estos síntomas.

En ese sentido, y ante los varios llamados que recibieron, tanto la policía, como el cuerpo médico de la zona, rápidamente se dirigió a la club de Longwood, situada cerca de Orlando, que era donde se estaba llevando a cabo el casamiento.

La policía detuvo de manera inmediata a la novia, Danya Shea Glenny, y a la encargada del catering, Joycelyn Montrinice Bryant, luego de que descubrieran que se trataban de las responsables de drogar a los invitados./Crónica

Qué te pareció esta nota?
Me Gusta
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enfada

Síguenos en Google News

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí