El teniente general John Shaw, jefe adjunto del Comando Espacial de EE.UU. (USSPACECOM), confirmó que en 2014 un objeto interestelar explotó sobre la Tierra, según un memorando firmado el 1 de marzo que fue difundido el jueves de la semana pasada.

“El Dr. Amir Siraj y el Dr. Abraham Loeb, del Departamento de de la Universidad de Harvard, escribieron un artículo titulado ‘Descubrimiento de un de origen interestelar'”, reza el texto. “Este artículo identificó un meteoro detectado el 08-01-2014 a las 17:05:34 UTC”, añade.

Asimismo, indica que en ese momento se informó que con un 99 % de probabilidades el meteoro se originó en una “órbita hiperbólica no consolidada”, definida como “espacio interestelar”, detallando que el evento sería tres años anterior al Oumuamua, cuerpo cósmico descubierto en Hawái en 2017 que hasta ahora se consideraba el primer objeto interestelar conocido de nuestro sistema solar.

Te puede interesar:  Oportunidad única en 70 años: Júpiter estará más cerca que nunca

“Defenderse de las amenazas planetarias”

El memorando explica que, posteriormente, el Dr. Joel Mozer, científico jefe del Comando de Operaciones Espaciales —organismo perteneciente al USSPACECOM— revisó el análisis de datos adicionales sobre ese suceso disponible en el Departamento de Defensa estadounidense.

“El Dr. Mozer confirmó que la estimación de velocidad informada a la NASA es lo suficientemente precisa como para indicar una trayectoria interestelar“, concluye el texto, que destaca la relación entre el Comando Espacial de EE.UU. y la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio.

Durante un simposio espacial, Shaw aseveró que esta confirmación “ayudó a la comunidad astronómica en general”, subrayando que el Comando Espacial de EE.UU. puede asistir a dicha comunidad integrando sensores y datos para “detectar y defenderse de las amenazas planetarias”.

Te puede interesar:  La NASA intentará desviar un asteroide impactándolo con una nave espacial

¿Cómo es?

En abril de 2019 un enviado a la revista The Astrophysical Journal Letters, y publicado en arXiv.org, afirmó que una bola de fuego que cinco años atrás había iluminado el cielo sobre el Pacífico Sur podía tratarse del primer meteoro de origen interestelar jamás detectado.

Concretamente, identificaron un meteoro de aproximadamente 0,9 metros de ancho detectado el 8 de enero de 2014 a una altura de 18,7 kilómetros sobre un punto cercano a la isla Manus de Papúa Nueva Guinea, en Oceanía.

Te puede interesar:  Oportunidad única en 70 años: Júpiter estará más cerca que nunca

Teniendo en cuenta la alta velocidad del objeto cósmico —alrededor de 216.000 kilómetros por hora— y su trayectoria, en ese momento los investigadores sostuvieron que era un objeto interestelar que, probablemente, llegó desde el interior profundo de un sistema planetario o de una estrella en el disco de la Vía Láctea.

RT

Qué te pareció esta nota?
Me Gusta
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enfada

Síguenos en Google News

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí