Un sujeto identificado como Rehan Baig de 37 años oriundo de Bradford en Inglaterra, fue condenado a tres años de prisión por mantener sexo con gallinas mientras su esposa, Haleem Baig, lo filmaba con una cámara GoPro en el sótano.

El juez del Tribunal de la Corona de Bradford, Richard Mansell, dijo que las acciones del sujeto harían que una persona que pensara correctamente “se sintiera mal del estómago”.

Su esposa, Haleema Baig, recibió una sentencia suspendida de seis meses por filmar a su esposo. Además, la fiscal de la causa, Abigail Langford, sostuvo que en el video “se la oye hacer comentarios de aliento sexual hacia el acusado y mantuvo relaciones sexuales con él”.

Te puede interesar:  Tenía un criadero ilegal de perros: para que no ladraran les cortaba las cuerdas vocales

Los delitos fueron descubiertos cuando los agentes registraron la casa familiar en Shepherd Street, Bradford, en julio de 2019, luego de una denuncia.

Durante la audiencia, el hombre admitió tres cargos por tener imágenes indecentes de niños, tres cargos de posesión de pornografía infantil, tres delitos relacionados con un animal y dos cargos de posesión de drogas controladas.

Te puede interesar:  Abuela pasó sus últimas horas de vida drogándose con su nieto: "compartieron un porro"

En el allanamiento a la vivienda, en julio pasado, los agentes decubrieron que Baig tenía aberrantes imágenes de niños de 6 años y poseer una pequeña cantidad de cocaína y cannabis.

Además, durante el jucio se conocieron otros datos escabrosos de la zoofilia que practicaba: el hombre tuvo relaciones sexuales con el animal muerto antes de arrojarlo a un contenedor de basura y se descubrió que la pareja también abusó de un perro.

Todas las gallinas, que eran las mascotas de la pareja, murieron luego del horripilante abuso que sufrieron.

Te puede interesar:  Obligado a vender su PlayStation 5, luego de que su mujer descubriera que no era un purificador de aire

Al dictar sentencia a la pareja, el juez Richard Mansell dijo que el delito de Baig fue “depravado, pervertido y despreciable”. Además de los tres años de prisión, el acusado fue incluido en el registro de delincuentes sexuales de por vida y se le prohibió volver a tener animales.

El juez del Tribunal de la Corona, Richard Mansell, calificó al condenado de ” depravado, pervertido y despreciable” .

Mientras que su esposa, Haleema Baig, estará en el registro de delincuentes sexuales durante siete años.

Qué te pareció esta nota?
Me Gusta
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enfada
31

Sigue a TilcaraOnline en Google News

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí