Muchas noticias parecen ser fragmentos de alguna película de horror. Tal es el caso de esta que tuvo lugar en la ciudad de Chickasha, en el estado norteamericano de Oklahoma.

El pasado 12 de febrero, efectivos de la Policía local entraron a la casa de Andrea Lynn Blankenship y se dieron con una macabra escena: un cuerpo apuñalado y un pecho mutilado.

El sujeto que fue identificado como Lawrence Paul Anderson (42), autor del crimen, admitió ese mismo día haber irrumpido en la vivienda de la mujer. Asimismo, confesó haberla asesinado, también quitarle el corazón y llevárselo a su casa tío para cocinarlo.

“Cocinó el corazón con papas para alimentar a su familia y liberar a los demonios”, manifestó un agente de la Oficina de Investigaciones del Estado de Oklahoma a un juez en una solicitud de orden de registro, precisó The Washington Post.

Masacre en Oklahoma

Sin embargo, el terrible y horroroso episodio no se detuvo ahí, el perturbado sujeto también está imputado por la muerte de su tío y a la nieta de este, una menor de tan solo 4 años. 

Te puede interesar:  Brasil en jacke por el Covid-19: colapsan las Terapias Intensivas

De acuerdo a los registros judiciales, Anderson fue acusado en los últimos días de tres cargo de asesinato en primer grado y dos delitos graves de asalto y agresión con un arma mortal y mutilación.

Al múltiple homicida se le negó la fianza el martes y no está claro si finalmente fue declarado culpable. Desde el departamento de la Policía de Oklahoma aún no logran descifrar cuál fue el móvil de estos crímenes.

Me Gusta
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enfada
1

Sigue a TilcaraOnline en Google News

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí