Las serpiente voladoras si existen, parece algo de ciencia ficción, que escapa a los límites de la realidad comprensible, pero estas cinco especies del género Chrypsopelea nos muestran que hay cosas que van allá de nuestros lineamientos de comprensión.

Si bien muchos animales mueven su cuerpo en forma ondulatoria para avanzar de forma acuática o terrestre, sólo las serpientes Chrypsopelea son las que son capaces de conseguir “volar”.

Gracias al trabajo del instituto politécnico y la Universidad Estatal de Virginia, la revista “Natura Physics” contó resultados sorprendentes sobre la acrodinamica de estos ejemplares.

Con cámaras altamente profesionales, pudieron develar que los estos reptiles aplanan su cuerpo para lograr la sustentación, durante este periodo, modifican su morfología de manera constante adaptándose a las ondas verticales y horizontales. Las mismas son producidas por las contracciones musculares.

Te puede interesar:  El presidente de Brasil Jair Bolsonaro tiene síntomas de Coronavirus

“Aunque los deslizamientos simulados sin ondulación alcanzaron cierta distancia horizontal, son biológicamente poco realistas y fallan debido a la inestabilidad del movimiento; por el contrario, la inclusión de la ondulación estabiliza el movimiento de rotación y aumenta notablemente el rendimiento del deslizamiento”, manifiestan los profesionales, mediante el estudio realizado.

Qué te pareció esta nota?
Me Gusta
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enfada
624

Síguenos en Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí