La pandemia se cobró la vida de otro docente en la provincia de Jujuy. Este viernes se conoció la triste noticia del fallecimiento del profesor Pedro Celestino Cárdenes quién no logró ganarle la batalla al coronavirus. A razón de ello este viernes la escuela técnica de La Quiaca no tiene actividades.

Un alumno decidió escribirle unas palabras de despedida al docente quién era muy querido por su labor educativa y solidaria.

LAS PALABRAS DEL ESTUDIANTE:

¿Sabe cómo conoci a alguno de mis mejores amigos? Era primer año en la técnica y jugabamos a la pelota. Era el equipo de su taller contra electricidad, siempre era ajuste mecánico contra electricidad, aunque nos ibamos de hora y nos tenia que salir a buscar. Nosotros me acuerdo que le deciamos pastor, para que le vamos a mentir ahora, de cariño, por hincharlo que se yo. Aunque nunca metió sus creencias religiosas en las clases si metia la coherencia de lo que decia con lo que hacia. Se hizo conocido hace poco por restaurar sillas de ruedas con sus otros alumnos mas nuevitos, por hacer bastones y andadores aquí donde nunca sobran esas cosas.

Y hoy se fue. Se contagió, se enfermó y hoy se fue.

¿Qué raro no? Hace un montón que no lo veia pero siento que todavia nos puede leer, entonces si es asi queria aprovechar para decirle, gracias por todo lo aprendido.Y también decirle que da bronca, que da mucha bronca saber que podria seguir aquí dando clases de ajuste mecánico, de ajuste solidario, aquí donde a veces faltan esas cosas.

Si lee esto capaz que nos puede dar un consuelo a los que nos quedamos acá o nos pueda ayudar a que los responsables nos puedan explicar ¿qué nos quieren enseñar?

Porque la presencialidad así ¿qué nos enseña? ¿cómo se aprende a despedir a los nuestros cuando se puede evitar? ¿qué lección nos quieren hacer fumar? ¿la de llorar? Porque si es eso digales que ya paren, que ya está.

Capaz que ahora nos dan bola y se dejan de joder un toque con la campaña, porque educación, esto no es ¡¿O le quieren venir a hablar de educación a usted?! Esos no se acuerdan que junto a sus alumnos le pusieron el hombro a nuestro hospital, que nos mostraron cómo se puede entre todos con dos hierros y una maquina de soldar.

Chau Profe. Ojalá ya esté en ese lugar que su dios guarda para las personas como usted.

Se lo va a extrañar ahora que nadie nos va a venir a buscar de nuevo para entrar de una vez a su taller.

Me Gusta
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enfada

Sigue a TilcaraOnline en Google News

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí