Todo el barrio San Martín en la ciudad de Santa Fe estaba en pie de guerra. Una denuncia anónima había alertado a las autoridades por la presencia de un carpincho y es por eso que los agentes de la gendarmería llegaron a la esquina de las calles Estrada y Risso, donde el animal suele deambular, con la orden de llevárselo.

De acuerdo a las regulaciones, no puede ser tenido en una casa como animal doméstico, pero el pintoresco Pancho ya lleva cinco años viviendo con una familia que lo cuida desde su nacimiento. Los vecinos lo conocen y no tienen problemas con su presencia, así que no dudaron en salir a la calle a enfrentar a los oficiales.

Los agentes debían trasladar el animal a una granja de la zona, pero el operativo rápidamente se complicó. Es que la dueña del carpincho es una nena de 8 años, que lloraba sin consuelo al ver la situación. Todo el episodio fue reflejado por una radio zonal, que transmitía en vivo mientras la familia peleaba contra los gendarmes tratando de que tuvieran piedad con la mascota de la chiquita. Uno a uno, los vecinos de la cuadra fueron apareciendo mientras el carpincho caminaba tranquilo por la vereda, sin prestar atención al escándalo que se había generado entorno a su presencia en el barrio.

“No molesta a nadie y está bien cuidado», dijo indignado Juan Caravallo, el dueño del carpincho y el papá de la niña que no tenía consuelo. El hombre explicó que fue un regalo que le hicieron hace tiempo y que su improvisada mascota ya estaba domesticada y no causaba disturbios en el lugar.

«Mis nenas lloraban porque lo criamos desde hace cinco años y ahora se lo quieren llevar a una granja, donde no pueden ni cuidar a los animales actuales», añadió el hombre.

Pasado un rato, ya eran cerca de 100 personas que se habían reunido en el lugar dispuestas a discutir con los gendarmes para que Pancho no fuera trasladado. «Acá en el barrio lo quieren todos, todos lo cuidan. No es un animal que está mal. Yo entiendo que no se pueda tener, pero a mí me lo regalaron de chiquito… uno lo crió. Se lo van a llevar, ¿para qué? ¿Para que se muera en la granja?», agregó Juan, en diálogo con la radio Aires de Santa Fe, que transmitía en vivo el confuso episodio. Furioso, el hombre aseguró que en el recinto al que querían trasladar al carpincho no se cuida como se debe a los animales.

Qué te pareció esta nota?
Me Gusta
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enfada
1

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí