A pesar de que se vislumbra una tímida recuperación económica, el consumo sigue sin formar parte de los indicadores positivos. Según fuentes del supermercadismo, durante la tercera semana de junio se registró una caída del 11,5% en comparación con el mismo período del año anterior. Aunque aún falta considerar la cuarta semana, el sector anticipa que la baja será “igual o más pronunciada que en mayo”.

La disminución de los salarios también se refleja en la baja de ventas en las grandes superficies, incluso en productos de primera necesidad como alimentos, carnes, lácteos, snacks, bebidas alcohólicas y electrodomésticos. “Todo cae”, afirman desde el sector, subrayando la magnitud del problema. A la espera de los datos de la última semana de junio, el supermercadismo reitera una advertencia constante desde marzo: “la caída del consumo no muestra señales de recuperación”.

Datos de la consultora Scentia

Según la consultora Scentia, en mayo las ventas totales en todos los canales cayeron un 10% en términos interanuales, mientras que en abril la baja fue del 13,8%. Las cadenas de supermercados registraron una disminución del 10,5% y los autoservicios un 9,5%. En los primeros cinco meses del año, la contracción general acumulada alcanza casi el 8%.

Te puede interesar:  La inflación de junio fue del 4,6%: ¿cuáles fueron los alimentos que más aumentaron de precio?

Osvaldo del Río, titular de Scentia, afirmó hace dos semanas que “si hay una mejora, será hacia fin de año, pero no cambiará el cierre de 2024, que vemos negativo entre un 7% y un 8% respecto de 2023”. Del Río y otras fuentes del sector aclaran que la medición más adecuada para entender la evolución del consumo es la interanual y acumulada, y no la intermensual, debido a las variaciones en días y feriados entre meses.

Escenario en junio y el programa Precios Justos

El escenario en junio es, como mínimo, similar al de los meses anteriores e incluso podría ser peor, dependiendo de los datos de la cuarta semana del mes. Las promociones bancarias y ofertas 2×1 podrían marcar un repunte.

La caída del consumo en las primeras tres semanas de junio se estima en un 11,5% en comparación con el año pasado. “Con Precios Justos movíamos productos en cantidad y teníamos márgenes de ganancia razonables”, confiesan en el sector. Sin embargo, la eliminación del programa, criticado por el presidente Javier Milei, ha generado inconvenientes, como proveedores demorando entregas y ofreciendo productos a precios diferenciales.

Te puede interesar:  La inflación de junio fue del 4,6%: ¿cuáles fueron los alimentos que más aumentaron de precio?

Importación y costos impositivos

Las políticas de importación de productos con beneficios impositivos no han mostrado grandes resultados. Aunque algunos alimentos importados pueden ser más baratos que los nacionales, la carga impositiva y el costo de transporte acortan significativamente la brecha de precios. Actualmente, la lista de productos importados es limitada, incluyendo pan de Brasil, pasta seca de Italia, salsa de tomate en lata y algunos chocolates.

La situación también afecta la nómina de trabajadores del sector, con una disminución en nuevas contrataciones aunque no se registran despidos significativos. Un cálculo del sector indica que el pago de indemnizaciones representa el 2% de la masa salarial, porcentaje que podría incrementarse al 8% con la implementación del nuevo sistema de indemnizaciones aprobado en la Ley Bases.

Te puede interesar:  La inflación de junio fue del 4,6%: ¿cuáles fueron los alimentos que más aumentaron de precio?

Evolución de precios en junio

Según la consultora Eco Go, la inflación en el rubro de alimentos se desaceleró en junio, ubicándose en 3,6%. Las carnes cerraron el mes con un incremento del 3,9%, las frutas registraron una baja del 6,5%, mientras que las verduras tuvieron una suba del 6,7%. Los panificados, cereales y pastas registraron un aumento del 8,9%, impulsado por el precio del pan fresco (15,7%) y las facturas (11,2%).

La dinámica económica actual presenta desafíos significativos para el sector del supermercadismo y la economía en general, con una caída continua del consumo y un panorama incierto para el futuro cercano.

Fuente: ÁMBITO

Qué te pareció esta nota?
Me Gusta
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enfada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí