El Gobierno dispondrá en los próximos días un aumento para todos los planes sociales en función del incremento del 28% que se acordó para el salario mínimo. También evalúa incrementar el monto de la Tarjeta Alimentar con la firme intención de seguir sustentando el impacto de la cuarentena en medio de la crisis de la pandemia del COVID-19 y lanzará hoy un programa para atender a 110.000 niños que tienen baja talla y sufren desnutrición en 133 municipios de todo el país.

El Ministerio de Desarrollo Social que conduce Daniel Arroyo confirmó ayer a Infobae que habrá un “aumento automático” de los planes sociales al existir un acuerdo de incremento del salario mínimo aunque no se dieron detalles de cómo será esa mejora para los planes sociales.

El aumento del salario mínimo lo acordó anteayer el Gobierno, los empresarios y los sindicalistas. Así, fijaron un aumento del 28% del salario mínimo en tres tramos que se empezarán a pagar en un 12% en octubre, un 10% en diciembre y un 6% en marzo.

En la Casa Rosada evaluaban ayer que el aumento a los planes sociales también podría ser escalonado y alcanzará un total de 28%. La intención es aumentar el salario social que hoy está en $8.500 y que está destinado a los 600.000 beneficiarios del Plan Potenciar que incluye varios programas de asistencia y de trabajo.

Al mismo tiempo, en la Casa Rosada evaluaban ayer la posibilidad de aumentar la Tarjeta Alimentar que hoy la reciben 1,5 millones de familias para paliar la crisis de alimentos aunque no está definido aun el monto que contemplaría ese aumento.

Te puede interesar:  Alberto Fernández felicitó a Luis Arce, el presidente electo de Bolivia

La tarjeta Alimentar está destinada a madres y padres con hijos o hijas de hasta 6 años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH); embarazadas a partir de los tres meses que cobran la Asignación por Embarazo; y personas con discapacidad que reciben la AUH. Establece un monto de 4000 pesos para quienes tienen un hijo y de 6000 pesos para quienes tengan dos o más hijos y permite comprar todo tipo de alimentos.

Entre enero y agosto de este año, el gobierno nacional destinó una inversión social de 60.074 millones de pesos por medio de la Tarjeta Alimentar, que fueron utilizados mayormente para la compra de alimentos frescos en los 24 distritos del país. Con un gasto mensual de 7.700 millones de pesos, la tarjeta tiene un millón y medio de titulares.

Arroyo explicó en más de una oportunidad que “la Tarjeta Alimentar mueve la rueda de la economía de abajo hacia arriba: por un lado, mejora la calidad de la alimentación de las familias y garantiza derechos para la primera infancia; y por el otro, descentraliza las compras, moviliza el comercio y la producción local de los alimentos”.

Sin embargo, desde marzo que no hubo un incremento en la Tarjeta Alimentar y la inflación fue creciendo en los últimos meses, con lo cual las familias que reciben este beneficio perdieron capacidad de compra de alimentos.

Te puede interesar:  En VIVO habla el presidente Alberto Fernández en el día de la Lealtad Peronista

Este tema será abordado hoy a las 10 en una reunión pautada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, donde presentará el Plan AccionAR en el marco del programa Argentina contra el hambre junto con la presidenta del Consejo de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz; el ministro de Agricultura, Luis Basterra; el de Interior, Eduardo de Pedro; Educación, Nicolás Trotta; la titular de la ANSES, Fernanda Raverta y el ministro Arroyo, entre otros.

Según Infobae, la reunión del Consejo de Políticas Sociales está pautada para lanzar el mapa de la desnutrición infantil y el programa AccionAr que consiste en atender con planes alimentarios y obras de infraestructura a 110.000 niños de 0 a 5 años que tienen baja talla y padecen problemas de crecimiento.

Este mapa AccionAr apunta a atender la situación de desnutrición de estos 110.000 chicos en 133 municipios del país concentrados fundamentalmente en el NOA, el NEA y el conurbano bonaerense. Es en estos distritos donde se establecerán programas de acción inmediatos con todos los ministerios. Una vez detectados estos municipios con niños de baja talla en función de los indicadores como acceso al agua, la falta de alimentos o ausencia de comedores se buscará apuntalar la ayuda social para esos sectores.

“Hay una decisión política de este gobierno de hacerse cargo de un tema que el gobierno anterior lo vio y no lo enfrentó. Hay que atender esta realidad dura y hacerle frente con obras, aumento de fondos sociales y alimentos”, explicó ayer a Infobae Tolosa Paz. Los detalles del plan se darán a conocer hoy.

Te puede interesar:  Alberto Fernández felicitó a Luis Arce, el presidente electo de Bolivia

En el Gobierno admiten la ayuda social es “insuficiente” aún con una inyección de fondos sociales muy grande como la que se hizo hasta ahora. Según pudo saber Infobae hasta ahora se quintuplicó el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social desde que empezó la cuarentena en marzo hasta ahora. Para atender exclusivamente los planes alimentarios y los programas para la primera infancia o los planes de empleo se ejecutaron 150.000 millones de pesos. Es decir, cinco veces más que los $28.000 millones que destinó el Estado para programas alimentarios en todo el 2019.

El incremento de fondos en medio de la pandemia resultan ser un alivio para muchas familias pero aún no alcanza para frenar el aumento de la pobreza que es del 35,4% y que sigue creciendo.

Ayer, el INDEC reveló que durante los primeros tres meses de la pandemia y la cuarentena se perdieron 3.757.000 de puestos de trabajo durante el segundo trimestre de este año.

Qué te pareció esta nota?
Me Gusta
Me Gusta Me Encanta Me Divierte Me Sorprende Me Entristece Me Enfada
1

Síguenos en Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí